Metodología BIM – una visión general

La metodología BIM consiste en un proceso que crea y administra información a lo largo del ciclo de vida de un proyecto de construcción.

Los modelos BIM (Building Information Modeling) utilizan información ensamblada en colaboración que se actualiza en las diferentes etapas fundamentales de un proyecto de construcción. Crear uno permite a los profesionales que trabajan en el edificio optimizar sus aportaciones, lo que se traduce en una mejora del valor de toda la vida de este.

La industria de la construcción está utilizando BIM para experimentar su propia revolución digital. Es más que una simple forma de trabajar: representa el modelado y la gestión de la información en un entorno de equipo, permitiendo a todos los miembros del equipo trabajar con los mismos estándares. Visto desde esta perspectiva, la metodología BIM utiliza los esfuerzos combinados de los trabajadores, los procesos y la tecnología para crear valor.

¿Cómo puede ayudar BIM?

BIM reúne toda la información sobre cada componente del edificio en un solo lugar, lo que hace posible que cualquier persona del equipo pueda acceder a la información por cualquier motivo, como una integración más efectiva de los diferentes aspectos de diseño. Este enfoque reduce el riesgo de errores o discrepancias, ahorrando dinero en el proceso.

Los datos BIM se pueden utilizar para representar todo el ciclo de vida del edificio, desde el concepto y el diseño hasta la demolición y el reciclaje de materiales. Los productos, sistemas, espacios y secuencias se pueden mostrar en escala comparativa entre sí y, a su vez, en comparación con todo el proyecto. Al detectar e identificar los conflictos, la metodología BIM también evita que los errores afecten el proyecto en cualquier etapa.

¿Qué es un objeto BIM?

Un objeto BIM es una combinación de varios elementos diferentes:

  • Contenido relacionado con la información que define un producto.
  • Propiedades relevantes, tales como tamaño y rendimiento.
  • Detalles geométricos que representan las características físicas de un producto.
  • Datos de visualización que hacen que el objeto sea reconocible.
  • Datos funcionales que permiten que el objeto actúe de la misma manera que el producto final.

¿Cuál es el futuro de BIM en la industria de la construcción?

La industria de la construcción enfrenta un futuro digital, y la metodología BIM es el futuro del diseño y la gestión de las instalaciones. Así como el software, hardware y las aplicaciones en la nube introducen una capacidad mejorada para procesar cantidades crecientes de datos e información, la adopción y el uso de BIM se generalizarán aún más que en los proyectos actuales.